Estructura interna moluscos III

Morfología interna del mejillón

De su morfología interna cabe destacar que el mejillón es un molusco pelecípodo, es decir, presenta unos filamentos llamados «biso» creados por una glándula interna a la cual están sujetos o unidos, y que le permiten en su entorno natural fijarse a las rocas.

El sistema muscular está compuesto principalmente por los músculos aductores, anterior y posterior, que controlan el grado de cierre de las dos conchas y su velocidad de movimiento. Estos músculos son de diferente tamaño, siendo el anterior el más pequeño. Respecto al biso, también en esta zona el mejillón tiene unos músculos retractores situados en el pie, que le permiten tirar de estos filamentos que, como ya indicamos, sirven de anclaje en el suelo.

En relación al sistema respiratorio, los mejillones pertenecen al grupo de los gasterópodos, pues poseen dos pares de branquias laminadas, por medio de las cuales respiran y toman alimentos por filtración.

El sistema circulatorio distribuye el oxígeno y el alimento, lo que da lugar a la oxigenación de las células y la asimilación de los nutrientes y minerales. El mejillón extrae el calcio del alimento que ingiere, mineral esencial, y lo deposita en el manto que es un tejido que recubre su cuerpo. El manto concentra el calcio y lo transforma en cristales formando capas en cada concha.

Morfología interna de la ostra

La ostra tiene la peculiaridad de cambiar de sexo al finalizar cada ciclo reproductor, cada año. Es decir, este rasgo característico de la ostra es que es hermafrodita. El primer año alcanza su madurez sexual y es macho primeramente. El segundo año presenta cuatro fases sexuales alternas, femeninas y masculinas.

Respecto a sistema respiratorio las branquias se forman por cuatro láminas que están replegadas y unidas a la masa visceral. Estas láminas tienen filamentos, unos situados en la zona frontal que conducen las particulares absorbidas del mar hacia el aparato digestivo. Y los filamentos localizados en la zona lateral del interior del molusco que transportan las partículas al sistema respiratorio.

Al igual que el mejillón tiene una alta capacidad filtradora, en su caso puede alcanzar los 250 litros de agua diarios. Se entiende que esta actividad de filtración está vinculada a la cantidad de partículas en suspensión que haya en el mar.

Deja un comentario