Centolla europea

12,00  10% IVA incluido

Precio por unidad

piezas entre 500 gr y 800 gr

Vivas  Europeas

 

30 disponibles

SKU: cene Categoría:

Descripción

Centolla europea

Centolla europea de procedencia escocesa

Boc, cámbara, centolla, cabra, cáncaro, txangurro, zantolla, centola, centollu, centolo, centollo, santorra.

 

INDICE DE CONTENIDOS:

  1. Centolla europea
  2. Boc, cámbara, centolla, cabra, cáncaro, txangurro, zantolla, centola, centollu, centolo, centollo, santorra
  3. Denominación
  4. Características de la centolla europea
    1. Morfología externa
  5. Hábitat
  6. Pesca de captura
  7. Origen
  8. Nota culinaria sobre la centolla europea
  9. Composición alimenticia
  10. Recetas

Denominación

Centolla europea, denominada así por ser foránea. Cubre los meses de veda de nuestro crustáceo autóctono. Se la conoce científicamente como Maja brachydactyla. Nuestra centolla europea procede de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Comúnmente, a este crustáceo también se le conoce con el nombre de centollo. Los vascos la denominan txangurro..

Seguir leyendo:

Características de la centolla europea

Morfología externa

En relación a su aspecto externo, se considera que tiene el cuerpo triangular aunque mantiene cierta redondez en su coraza. Pertenece a la suborden de los crustáceos reptantes, pues la centolla no es nadadora.

La centolla europea, y en concreto, la centolla francesa y la británica tienen externamente la coraza más dura y las puntas que le sobresalen del caparazón son apenas afiladas. Su color externo puede ser en general más pálido en comparación con la autóctona. Y las vellosidades (una especie de pelos que pinchan) de las patas y del caparazón son menores, y en algunas centollos no existen.

Este crustáceo se le denomina decápodo por tener cinco pares de patas. El primer par tiene forma de pinzas, y como ya indicamos en otros crustáceos, le sirven para alimentarse, defenderse y para interactuar socialmente. Estas grandes tenazas suelen ser mayores en los machos que en las hembras. En general, sus extremidades y sobre todo las pinzas, son lisas y no ofrecen ninguna defensa al animal refiriéndonos, claro está, al tacto nuestro. Pues la especie gallega pincha al tocarla, por lo que no se puede presionar con fuerza nuestras manos al cogerla. Hay que tener cuidado al manipularla, pero también debemos tener en cuenta que sus movimientos son lentos en comparación, por ejemplo, con las nécoras que son vivaces y rápidas. Por lo que nos facilita coger la centolla europea, y su forma externa tiene una superficie más lisa, no tan cubierta de pinchos finos como nuestra centolla autóctona.

Hábitat

En los meses de primavera y verano los ejemplares están más cercanos a zonas menos profundas, se pueden encontrar a 5 metros, ello responde también a su época de reproducción. Se considera que esta clase de centolla es de crecimiento rápido y tiene hasta tres puestas al año de embriones.

Pesca de captura

Se utilizan nasas para capturar la centolla europea, es un arte de utilizar trampas y se regula por medios sostenibles. La pesca está sujeta a unos períodos de actividad y comercialización, con intervalos de meses para permitir a estos crustáceos poder repoblar su hábitat. En las costas noroestes europeas se aprovecha también la marea baja para capturarlas.

Origen

Comercializamos la centolla europea proveniente de Reino Unido y de Francia. Son unos países consolidados en el mercado mayorista de estos crustáceos, tan valorados en la industria de la alimentación.

Nota culinaria sobre la centolla europea

La centolla europea se puede combinar en multitud de platos: en caldos, en sopas, en ensaladas y salpicones. También se pueden cocer solas. Puede consultar nuestra sección Recetas para conocer el tiempo de cocción recomendable para este crustáceo.

Una parte de su cuerpo muy apreciada y sabrosa es su coraza, y es donde aporta sus mayores nutrientes a nuestro organismo.

Composición alimenticia

El centollo es un alimento rico en ácidos grasos, lípidos, proteínas y carbohidratos. Contiene minerales: sodio, calcio, potasio, zinc, hierro, fósforo y magnesio. También aporta las vitaminas A, B, D, K y E.

Cómo cocinar nuestras centollas escocesasRecetas

Información adicional

Peso1 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Centolla europea”